Los ciclos vitales de nuestra comunidad

Todos los teatros y auditorios del mundo, si dibujan la distribución de su comunidad en función de la edad, el % de personas en cada una de las edades, observarán una curva de Gauss. La clásica campana más o menos estrecha, más o menos desviada de la media, más o menos simétrica. En algunos casos encontramos una “anomalía”, una repentina caída de las personas con edades entre los treinta largos y los cincuenta y bastantes. La causa de esta anomalía la encontramos en la “familia”.

A partir de una edad, en algunos casos la treintena, en otros más bien cerca de la cuarentena, una parte de nuestra comunidad sufre una acentuada pérdida de su tiempo libre y, no menos importante, de su autonomía para decidir cuándo y como utiliza este tiempo libre. Casi de la noche a la mañana, las tardes pasan a estar ocupados por bañeras, cenas e intentando dormir todas las horas que sea posible (cuando sea posible). Es normal pues que el consumo cultural sea una de las actividades de ocio más afectadas por la maternidad / paternidad recién estrenada.

Tardaremos unos años en recuperar disponibilidad y tiempo libre. Y es muy probable que el regreso al teatro, que había sido para nosotros una referencia, sea por la vía de su programación familiar. Después de algunos años (2, 3, 4 …), en algunos casos, volveremos a disfrutar de la cultura en vivo con ganas y capacidades renovadas.

Pero, vale la pena tener en cuenta algunas cosas:

  • Nuestro mundo habrá cambiado mucho
  • Nuestro tiempo será más valioso
  • A menudo necesitaremos alguien que cuide de nuestros hijos, un familiar, un canguro, un servicio de acogida. A menudo este cuidado implicará un gasto extra a añadir al coste de las entradas. A menudo no será fácil o incluso posible encontrar canguro cuando lo necesitamos.
  • Planificar nuestra disponibilidad resultará más difícil que antes. Implica compromiso a largo plazo, sin estar seguro de si nuestro hijo o hija estará enfermo ese día, si encontraremos el canguro oportuno …
  • Cuando más largo sea un espectáculo, cuando más tarde termine la función, más dificultades tendremos para conciliar la actividad con nuestra nueva vida familiar

A más largo plazo recuperaremos toda nuestra disponibilidad, podríamos decir que en una “segunda juventud”. Pero sólo vuelven una parte de los que “se fueron”. La curva de Gauss del teatro nunca recupera el esplendor que tiene entre los 30 y los 40. ¿Tenemos suficientemente presentes estos aspectos cuando planificamos nuestras programaciones? Diría que no; es el caso en el que yo me encuentro y tal vez por eso soy especialmente sensible.

Por ejemplo:

  • ¿Pensamos bien los horarios? ¿los hemos “europeizado”? ¿los hemos avanzado lo suficiente?
  • ¿Informamos siempre y de forma destacada de la duración de los espectáculos?
  • ¿Hemos analizado si hay espectáculos o horarios donde tengamos más usuarios de estas franjas de edad?
  • ¿Lo hemos preguntado en nuestra comunidad? ¿ya sea en conversaciones en el hall o a través de alguna encuesta?
  • ¿Nos hemos planteado proporcionar servicio de acogida? si lo hacemos ¿funciona y responde a las expectativas? ¿tiene sentido que pongamos en contacto canguros y usuarios de nuestro teatro?
  • ¿Facilitamos y explicamos suficientemente las opciones de aparcamiento y accesibilidad de nuestro teatro?
  • ¿Cuidamos nuestra programación familiar? ¿que mantenga el nivel y una cierta coherencia con el resto de la programación?
  • ¿Comunicamos nuestra programación familiar, indicando las edades para las que es adecuada?
  • ¿Sabemos qué parte de nuestra comunidad se encuentra en fase de construcción familiar? ¿nos comunicamos de forma específica con ellos?
  • ¿Tenemos programas de “reinserción” pensados para recuperar antiguos usuarios que empiezan a recuperar su tiempo libre?

Sí, estamos hablando sólo de una parte (que puede ser reducida) de nuestra comunidad, pero que es potencialmente muy interesante. Con pequeñas mejoras o adaptaciones, podemos facilitar que estas personas mantengan su relación con nosotros o la recuperen lo antes posible.

 

Entrades relacionades