Guía de supervivencia para profesionales de lo efímero. Parte 4

 

Claves de la gestión de equipamientos escénicos (extracto de la ponencia de Pepe Zapata, socio y consultor de Teknecultura en Mercartes. Valladolid, 7 de noviembre de 2014)

 

  • Tiempos líquidos, cambio constante, globalización… dibujan un paisaje incierto y no exento de riesgos, aunque apasionante.
  • ¿Analizamos adecuadamente nuestro entorno? ¿Practicamos la escucha activa? ¿Estamos realmente conectados?

 

  • No paramos de hablar de nuevos mercados, de nuevas formas de trabajo, de nuevas formas de relación social.
  • ¿Somos capaces de entender nuestra profesionalidad a partir de nuevos valores y nuevos principios?

 

  • No perdamos de vista el pensamiento estratégico y apliquémoslo con coherencia y consistencia.
  • ¿Estamos preparados para cuestionarnos y ser cuestionados, para incorporar el pensamiento crítico en nuestros procesos?

  • El rigor, la responsabilidad y el compromiso en la gestión son más imprescindibles que nunca.
  • ¿Estamos capacitados para planificar y evaluar continuamente?¿Lo compartimos y lo comunicamos adecuadamente?

 

  • No hay gestión eficiente sin tener claros conceptos como creación de valor y objetivos de gestión.
  • ¿Por qué, para qué y –sobre todo– para quién gestionamos los que gestionamos artes escénicas?

 

  • Las nuevas formas de creación, de distribución, de consumo y de financiación generan nuevos agentes y nuevos diálogos.
  • ¿Los gestores respondemos a aquello que realmente reclaman los públicos y los artistas? ¿Eso nos hace necesarios?

 

  • Dediquémonos a ayudar, a facilitar, a compartir, a provocar, a generar comunidades, a propiciar diálogos, a tejer complicidades.
  • ¿No resultará que, más que gestores, de lo que estamos orgullosos es de ser ingenieros de puentes y caminos?

 

  • La colaboración y el trabajo en red permiten la optimización de proyectos desde la generosidad y el riesgo compartido.
  • ¿Buscamos alianzas y compañeros de viaje en nuestras aventuras de gestión? ¿Creemos realmente en el win-win?

 

  • Ampliemos nuestro ámbito de actuación. Pasemos de la especialización a la transversalidad con nuestra capacidad de adaptación.
  • ¿Seguimos utilizando las mismas metodologías de siempre? ¿Conservamos en nuestro ADN el espíritu lampedusiano?

 

  • Desarrollemos la capacidad de gestionar la información disponible. Seamos nodo en la red.
  • ¿Dialogamos suficientemente? ¿Somos referencia en nuestro entorno? ¿Generamos prescripción?

 

  • Tenemos derechos a equivocarnos, pero pronto y rápido; y el deber de encontrar soluciones y rectificar.
  • ¿Qué indicadores de gestión utilizamos? ¿Activamos mecanismos de control de lo que hacemos?

 

  • Aprendamos siempre, vocacionalmente; y reaprendamos siempre, obligatoriamente.
  • ¿Nos formamos, formamos a otros y propiciamos que nuestro equipo sea el mejor posible?

 

  • Ante la complejidad del entorno, simplifiquemos priorizando el talento y la innovación.
  • ¿Buscamos que nuestros colaboradores sean mejores que nosotros? ¿Favorecemos procesos creativos en gestión?

 

  • Orientémonos a los usuarios, a los clientes, a los ciudadanos, a las comunidades, a las personas. Ellos son el centro de nuestra actividad.
  • ¿Conocemos suficientemente cuáles son las motivaciones de nuestros públicos?

 

  • Reivindiquemos las 6 P del marketing cultural: las 4 P clásicas, más la P de Públicos y la P de Pasión.
  • ¿Somos conscientes de que hablar de cultura es hablar de emociones, de sensaciones, de relaciones entre las personas?

 

Artista invitado:

The Show Must Go On, Queen

 

Entrades relacionades