por

La magnitud de la tragedia

# ,
Photo by joshua leal on Unsplash

Actualizamos con nuevos datos las previsiones de impacto en los ingresos de la actividad cultural de pago, para 2020 y años posteriores, que empezamos en este artículo.

Ahora contamos con nuevas olas de la misma encuesta comentada por Colleen Dilenschineider y una nueva encuesta, también en EE.UU., hecha por Shugoll Research que cuenta con información y preguntas aún más precisas y adecuadas para ser extrapoladas en el cálculo de la curva de recuperación (tenemos que agradecer el descubrimiento de esta nueva fuente de información a Javier @Ibacache, referencia en el continente americano en públicos culturales).

Como en el anterior artículo, todas las previsiones y conclusiones deben leerse con cautela, ni cuentan con suficiente información sobre la gestión de la pandemia en el futuro, ni los datos de las encuestas son cercanas o han sido diseñadas específicamente para hacer este análisis. De nuevo, la relevancia de la pregunta, “¿a qué situación nos vamos a enfrentar los próximos años?”, nos lleva a relajar el firewall de la prudencia.

“Actualizamos con nuevos datos las previsiones de impacto en los ingresos de la actividad cultural de pago, para 2020 y años posteriores”

Nuestro objetivo es ser útiles para responsables de proyectos, organizaciones y administración pública, que deberán prepararse para lo peor, esperar el escenario más optimista y gestionar una realidad que se moverá entre esos dos límites. Queremos dibujar por tanto un área de realidades plausibles en base a los datos disponibles. A pesar de ser una previsión con un alto margen de error (y mejorable con más datos), estamos convencidos de que es una aproximación útil y en estos momentos necesaria.

¿Cuando volveremos a la normalidad?

Ahora que todos somos unos expertos epidemiólogos, podemos afirmar que no volveremos a la nueva normalidad (sobre la que reflexionamos en otra línea de artículos [1 y 2]) hasta disponer de la vacuna. Este es el límite del horizonte pesimista, el sector cultural en coma inducido hasta disponer de la vacuna. El peor de los escenarios posibles.

Ahora bien, la sociedad necesita avanzar esta normalidad todo lo que sea posible, desescalar la situación. Parece que tenemos dos opciones. O establecemos algún sistema de identificación y rastreo rápido de personas contagiadas (con los dilemas éticos que implican alguna de las propuestas sobre la mesa); o nos movemos con ensayo y error, abriendo y cerrando el confinamiento por zonas en función de indicadores de la evolución de la enfermedad y de la capacidad asistencial del sistema sanitario público.

Las actividades con audiencias en vivo se encontrarán siempre en el filo de esa sierra de aperturas y cierre, serán las últimas en abrir, las primeras en cerrar de nuevo.

El mejor de los escenarios, la frontera optimista del área a dibujar, sería un desconfinamiento en el que no se hace necesario un reconfinamiento.

Aterrizamos los escenarios con fechas posibles, algunas de ellas también deseables.

Escenario 1: reapertura espacios en enero 2021, no es necesario reconfinamiento, la vacuna llega en marzo de 2022.

Escenario 2: apertura antes, en septiembre 2020, asumiendo la posibilidad de reconfinamientos temporales hasta la vacuna para marzo de 2022

Escenario 3: reapertura directamente con vacuna y prevista para septiembre de 2021

Escenario 4: la misma situación que el escenario 3, pero previendo vacuna para marzo de 2022

Trasladando estos datos a importes anuales las curvas serían:

Principales conclusiones…

  • Para 2020 podemos prever un descenso en los ingresos de entre el 70 y el 80% en cualquiera de los escenarios hoy por hoy en el horizonte
  • Para el 2021 el descenso en ingresos sería del 30% en el mejor de los casos, con la posibilidad de la ausencia de ingresos si no es posible abrir.
  • La recuperación de los ingresos no llega hasta 2022. De hecho, no llega hasta el año en que la vacuna esté universalmente distribuida.
  • Después de la vacuna aún necesitaremos un par de años para recuperar totalmente la normalidad, entendida como el nivel de consumo de producto cultural más allá de su casa.

La realidad se moverá en el área del gráfico definida por los límites optimista y pesimista del análisis, donde el pesimista depende directamente de la disponibilidad de la vacuna.

Viene a ser la opinión también de Bill Gates: “Large sporting and entertainment events probably will not make the cut for a long time; the economic benefit of the live audience doesn’t measure up to the risk of spreading the infection”.

“Estamos ante una crisis transversal que se ceba especialmente con las actividades que requieren de proximidad social”

No incluimos el análisis:

  • la posibilidad de apertura con aforos limitados. Este escenario quedaba analizado el citado artículo, previendo una recuperación más lenta en este caso (y que puede ser de tormenta perfecta si lo combinamos con escenarios de reconfinamiento). Es decir, si la apertura es parcial, las pendientes de recuperación son más planas y largas en el tiempo. Esta curva quedaría dentro de la superficie de posibles realidades
  • los efectos de la crisis económica en el conjunto de la sociedad y su efecto esperable de retracción de la demanda

Estamos ante una crisis transversal que se ceba especialmente con las actividades que requieren de proximidad social. Una magnitud de la tragedia nunca vista que amenaza con destruir el ecosistema cultural que conocemos.

En este sentido, aprovechamos para apuntar que los ERTE generalizados a los que el sector se ha acogido para contener los gastos será necesario que se alarguen más allá del período de cierre, para dar espacio a la recuperación y tiempo para producir nuevos contenidos, y será necesario que se extiendan a toda la industria auxiliar desde peluqueros y profesionales de vestuario a ticketing o consultorías especializadas (sí, como teknecultura, por ejemplo), si queremos que una parte de ellas se mantenga en pie a la salida del túnel.

Cada nuevo dato, cada nuevo análisis hace parecer optimista al anterior. Esperemos que la próxima cambie la tendencia.

Otros artículos recomendados:


La magnitud de la tragedia II

Actualizamos la serie de artículos dedicados a dibujar el rango de escenarios posibles de recuperación para la cultura en vivo… Leer más

Llegó la hora de tomar decisiones

¡Gestores de la cultura! ¡Ha llegado nuestra hora! La salida de la crisis actual será larga y sujeta a amenazas… Leer más

Los museos en tiempos de la COVID-19

Leemos en Twitter que se estima que por el impacto de la COVID-19 un tercio de los museos estadounidenses no… Leer más